APU OFF

APU OFF

El mercado de la aviación comercial se ha vuelto muy competitivo. Las compañías aéreas buscan reducir costes y nuevas fuentes de ingresos.

Las compañías aéreas suelen centrar el ahorro en un elemento clave: el consumo de combustible.  Gracias a los múltiples estudios realizados, las compañías aéreas han podido reducir su consumo de combustible durante el vuelo optimizando los trayectos de cercanía y su velocidad con aviones de última generación equipados con motores económicos…

Si ya no se puede ahorrar más combustible durante el vuelo y con un escaso margen de mejora, sí se puede no obstante reducir significativamente el consumo de combustible de los aviones en tierra, en el aeropuerto, prestando atención al uso de las APU.

La APU (por sus siglas en inglés, Auxiliary Power Unit) es una unidad auxiliar de potencia que suministra energía eléctrica, neumática y aire acondicionado a los aviones en tierra. Sus costes de consumo de queroseno y mantenimiento son muy elevados comparados con los costes de uso de equipos tierra (eléctrico o con motor diésel).

El uso de equipos tierra como sustitutos de la APU permite un ahorro de combustible de entre 150 000 y 600 000 euros por año y por avión, según el tipo de aeronave.

Tradicionalmente, los equipos suministrados por los fabricantes generalistas no remplazan realmente a la APU y obligan al piloto a arrancar la APU para asegurar el confort de los pasajeros mientras el avión está estacionado. El arranque de la APU no obliga a parar los equipos de apoyo en tierra, estos funcionan sin alimentar el avión, consumen, cuestan, mientras que la APU asegura el suministro eléctrico y de aire acondicionado necesario para el avión.

Esta combinación (APU ON con equipos tierra conectados al avión simultáneamente) se aplica en muchas plataformas aeroportuarias.

Guinault, especialista en soluciones alternativas a la APU y con unos conocimientos técnicos únicos en refrigeración industrial, electrónica de potencia y electromagnetismo, garantiza la parada de la APU a sus clientes.

Guinault personaliza su oferta comercial para asegurar la parada de la APU teniendo en cuenta el tipo de avión, su configuración, los procesos de la compañía aérea, la zona geográfica...

Guinault garantiza la parada de la APU mediante una oferta completa, que incluye:

  • PCA (climatizadores) fijos eléctricos de expansión directa y refrigeración por aire o agua
  • ACU (climatizadores) móviles y autónomos eléctricos o diésel
  • GPU (generadores) autónomos, diésel o eléctricos
  • GPU (variadores de frecuencia) 50-60/400 Hz
  • ASU (sistemas de arranque por aire) móviles y autónomos
  • Soluciones combinadas ACU-GPU / PCA 400 Hz

Guinault proporciona asimismo sistemas de suministro eléctrico o de ventilación que permiten distribuir la generación eléctrica o de aire acondicionado y conectarla al avión:

  • enrolladores automáticos de cables 400 Hz
  • enrolladores de tubos de aire acondicionado
  • tubos telescópicos para suministro de aire acondicionado bajo la pasarela
  • sistemas semirrígidos de suministro de aire acondicionado móviles (Air Snake)